LA NOMENCLATURA COMO INSTRUMENTO PARA PRESERVAR LA MEMORIA HISTORICA DE TECATE

Por Emilio Sánchez Pérez

Cronista de la ciudad de Tecate

Motivado por las dos propuestas relacionadas con este  tema próximas a exponer, por el regidor Alfonzo Cortez Ramírez,  las cuales consisten en cambiar el nombre al Gimnasio Municipal Gustavo Díaz Ordaz, por el “2 de Octubre”, y la segunda sustituir parcialmente el nombre de Callejón Libertad, por el de “Callejón del Músico” que comprende el espacio que ocupa entre la calle Lázaro Cárdenas del Rio y Pascual Ortiz Rubio, primeramente felicito al regidor por su iniciativa, pero es necesario que el pueblo  conozca su historia.

Abordar el tema es remontarnos al año de 1917, que es cuando tiene inicio oficialmente La Nomenclatura, que nace a la par con el primer periodo de los ayuntamientos, ocupando el cargo como presidente municipal el señor Roque Santana Sandoval, el primer trazo urbano fue realizado por los ingenieros Enrique Gil y Ernesto Ferrer, supervisada y autorizada por el primer urbanista que llego a Tecate, el señor Gonzalo Garita. Con una distribución de 21 manzanas, cuatro avenidas principales que corren de este a oeste y llevaron inicialmente las cuatro primeras letra del abecedario. La “A” conocida como la Hidalgo, la “B” avenida Juárez, la “C” Revolución, y la “D” avenida México, las calles transversales quedaron numéricamente registradas del uno al ocho.

La nomenclatura original quedo intacta hasta la llegada en 1919, del ingeniero Luis Pavón, quien le agrego al plano otros elementos como el señalamiento de terrenos vendidos, la avenida “A” se convirtió en Libertad, la numero uno cambio a calle Benito Juárez.

En 1923 Tecate pierde la autonomía municipal situándose en la nueva categoría de Delegación, es en este periodo que surge la brillante idea de que las calles llevaran el nombre de los pioneros  colonizadores, finalmente al mérito a sus esfuerzos y fundadores de este pueblo se les hizo justicia, destacan entre ellos don Ramón Salazar López, que dono el terreno para la construcción del parque Miguel Hidalgo, don José María Villagrana, primer profesor que llego a Tecate que vertió su talento en enseñar a leer y escribir a los niños y niñas hijos de los colonos.

En 1947 por orden de la autoridad se propone que las calles, callejones, inmuebles fechas que recuerden hechos históricos de nuestra patria deben llevar el nombre de héroes nacionales y personas que se hayan distinguido por sus méritos en bien de la comunidad. En este periodo la calle Libertad se suplió por Miguel Hidalgo, la calle “B” que fugazmente en un tiempo llevo el nombre de Reforma, se convirtió en avenida Juárez, la “C” en Revolución y la “D” en avenida México, acompañados con sus respectivos callejones, Libertad, Reforma y Madero, iconos y patrimonio intangible orgullo de nuestro Pueblo Mágico, con una antigüedad aproximada de 74 años, las calles que las cruzan de sur a norte entroncan con la México que corre paralela a línea internacional quedaron bautizadas         con el nombre que actualmente tienen de personajes que han ocupado la silla presidencial de nuestra República Mexicana, en todo este embrollo aparentemente la historia y el patrimonio pese a que no estaba regulado por alguna ley,  fue respetado por la comunidad que vivía como una sola familia.

En cuanto a las propuestas motivo de este trabajo, sugiero en  estos términos ser muy cuidadosos en el momento de tomar una decisión, en la primera comparto la iniciativa del regidor de eliminar la figura del expresidente Gustavo Díaz Ordaz, puesto que fue en  su periodo que se cometieron esos atropellos, conocida  como La Matanza de Tlatelolco o La Matanza del “2 de Octubre” nombre que se propone lleve el inmueble. Me di a la tarea de investigar un poco de los hechos ocurridos en  esas fechas de que si algún tecatense  fue víctima en el desarrollo del acontecimiento por fortuna todo fue negativo, por lo que me sumo a lo escrito por el Maestro Héctor Mejorado de la Torre, coordinador del Taller de Historia de Tecate A. C. que debía pensarse en un deportista que haya destacado local, nacional e internacionalmente, poniendo en la cima el nombre de Tecate, merito que lo haría acreedor  a que en premio el Gimnasio Municipal  lleve su nombre.

La segunda propuesta considerada la más delicada por el riesgo que se corre de aprobar el cambio de nombre al legendario e icónico Callejón Libertad, sustituido por el Callejón del Músico, hay que tener presente que esta vialidad tiene sello o etiqueta de aquellos hombres que nos dejaron como herencia el espacio del que hoy cómodamente estamos disfrutando, por lo que mutilar este espacio es tanto como no darle un valor a la historia y de paso un daño al patrimonio intangible, que  forman parte de nuestra identidad.

Si de algo ayuda a la propuesta, cito el periodo presidencial del señor Arcadio Amaya Campa, que ayudo a la fundación de la Colonia Guajardo, promovida por los lideres Armando Abarca y don Jesús Guevara, al recién nuevo asentamiento se fueron a vivir, CHILO el acordeonista del pueblo, el trio Ensueño integrado por los hermanos Flores, el Mariachi Tecate, Odilón López “El Maraquero” El Tacataca excelente grupo norteño conocido popularmente por el nombre Los Chachalacas, tenían su nombre artístico del cual no recuerdo y Virginia Domínguez “El Falsete de Oro” mote ganado por su hermosa voz en el programa Jueves de Aficionados. Esto dio origen a que en una enorme piedra al centro de la actual calle principal, había un letrero que textualmente decía Bienvenido a Hollywood, y desde luego que también en honor a ellos la parroquia de la colonia lleva el nombre de Santa Cecilia, patrona de los músicos, hay que pensar en un espacio digno de lo bonito de su oficio, pero sin lastimar la historia y el patrimonio cultural.

Pensémoslo muy bien al momento de emitir el voto, pero lo más aberrante de la Nomenclatura en Tecate, fue lo que sucedió en el trienio administrativo del XVl ayuntamiento, que por una decisión equivocada el pueblo de Tanama, con una historia de más de doscientos años, de tajo de un día para otro se le cambio el nombre por el de Delegación Nueva Colonia Hindú.

Expuesto lo anterior queda abierto al público para que emita su opinión.

Como apoyo a este trabajo y lo escrito por el Maestro Héctor Mejorado de la Torre, damos las gracias por este medio a CAREM (CAMINO REAL MISIONERO) representado por el señor Hernán Ibáñez Bracamontes, en el mismo tenor al Licenciado Alfonso Caballero Barragán, por sus valiosos consejos que nos impulsan a continuar por los senderos de lo que nos gusta hacer.

Historias detrás de un libro. La entidad donde vivo. Baja California. Tercer grado

Por Héctor Mejorado de la Torre

Hace diez años tuve el honor de ser invitado a formar parte del equipo de autores para el libro de texto La entidad donde vivo. Baja california. Tercer grado. La indicación fue clara, se requería que le nuevo libro de Historia y Geografía de la entidad tuviera menos información que su antecesor, más ilustraciones y actividades de aprendizaje.

Para lograr la meta el equipo se conformó por siete personas: la Coordinación general del proyecto la asumió María del Socorro Acevedo Ramírez, Licenciada en Historia con Maestría en Educación; la Coordinación editorial y cuidado de la edición recayó en Elba Elizabeth Sánchez González, recién egresada de la Licenciatura en Comunicación pero créame usted que realizó su tarea de manera extraordinaria; la investigación y redacción estuvo a cargo de Jesús T. Zavala Pulido, Thania Cristal Ayala Salazar, Patricia Nungaray González, Fabiola Díaz Guzmán y Héctor Mejorado de la Torre. De ellos, los cuatro primeros Licenciados en Educación Primaria con algunos años de experiencia, además Jesús, Thania y Patricia con Maestría en Psicoterapia de Niños; en mi caso Licenciado en Historia y por mi trabajo con buen conocimiento de los acervos fotográficos y documentales, no experto en el tema, pero lo suficiente para ubicar el material necesario, por ello también me asignaron la tarea de la Investigación Iconográfica.

Como usted pude ver, era un equipo experto en sus áreas de trabajo, pero ninguno con experiencia en diseño editorial. Con una cámara fotográfica en calidad de préstamo, unos vales de gasolina y ganas, eso sí, muchas ganas de cumplir exitosamente este compromiso iniciamos está labor a prueba y error. Con el tiempo acotado, sin presupuesto, pero con la bendición de las autoridades federales y estatal del sistema educativo, iniciamos la aventura.

Fueron meses de arduo trabajo, después de cumplir con nuestras jornadas laborales continuábamos con la redacción del libro, desde luego que también tuvimos que sacrificar fines de semana para cumplir con los tiempos.

Tengo que reconocer que a mí me tocó la tarea más placentera. Visitar algunos acervos fotográficos y documentales para obtener las imágenes requeridas, pero conforme los bloques del libro avanzaron y la información fue más contemporánea me vi en la necesidad de tomar la cámara – aquella que ISEP nos facilitó en calidad de préstamo -, subirme a mi carro y recorrer las cabeceras de los 5 municipios del estado para tomar las fotografías necesaria. Desafortunadamente el tiempo y el presupuesto no alcanzó para recorrer los extensos municipios de Ensenada y Mexicali.

Sin embargo, unos años antes (2008) el Instituto de Investigaciones Históricas inició un extraordinario proyecto -en el marco del Bicentenario del inicio de la lucha de Independencia y el Centenario del inicio de la Revolución – la producción de una serie de documentales que dieran cuenta de las diferentes etapas de la historia de Baja California. Para ello fue necesario recorrer la península para filmar en los lugares icónicos de la historia regional. La ruta estuvo a cargo del Mtro. Jorge Martínez Zepeda, Investigador del Instituto, en dicha expedición tuve la fortuna de ser el chofer designado. Con mochila al hombro, una pequeña cámara digital, varias tarjetas de memoria y un arsenal de baterías tuve la oportunidad de fotografiar las misiones, los paisajes naturales, la flora, la fauna, amaneceres y atardeceres en diversos puntos de la península sin saber qué año y medio después me serian de gran apoyo en el proyecto del libro de texto.

Posteriormente, en diciembre de 2009 realizamos un recorrido familiar también a lo largo de la península, con ello acrecenté el acervo fotográfico iniciado un año atrás, imágenes que ilustrarían algunas de las páginas del libro de texto La entidad donde vivo. Baja california. Tercer grado.

Conforme el trabajo avanzó nos dimos cuenta que el entusiasmo y trabajo extra no era suficiente, era necesario elaborar mapas, ilustraciones y sobre todo el diseño del libro. Prácticamente sin el apoyo de las autoridades educativas estatales del momento y sin presupuesto empezamos a ampliar el equipo editorial con la colaboración de amigos y familiares quienes se sumaron al esfuerzo donando su tiempo y su trabajo.

Se integraron Javier David Parra Orona y Alejandra Moreno Acevedo, jóvenes que tuvieron la responsabilidad del Diseño gráfico y formación editorial; José Antonio García Nieta, también diseñador, se encargó de la cartografía. Así, como si fuera un curso intensivo de diseño editorial el trabajo fue avanzando y tomando forma.

Conforme los días pasaban nos enfrentamos a otro contratiempo, nos faltaba material gráfico para ilustrar algunos. Con el tiempo encima y sin la tecnología que hoy en día tenemos en materia de internet y redes sociales -hace diez años la manera más rápida de comunicación era el correo electrónico, las plataformas de mensajes eran muy incipientes y tenían varias limitaciones-, nuevamente las redes de amistades con talento para dibujar nos sacaron del apuro. Roxana Díaz Guzmán, Roberto Zea Macarty, Angélica Ivonne Larraguibel Castro, Alejandro Jara López, Diana Andrea Fuentes Salinas y German Rubio Sierra tomaron sus lápices, pinceles, colores y dejaron correr su imaginación sobre sus lienzos para obsequiar hermosas ilustraciones que se pueden apreciar a lo largo del libro del texto.

Con el tiempo casi por finalizar y todavía con la falta de imágenes nos dimos a la tarea de buscar fotógrafos locales y lanzar un grito de auxilio a los amigos profesores, quizá fue la experiencia más satisfactoria de esta aventura. Así fue como Edgar Lima, Eduardo Luis Prieto Valle, Enrique Fuentes, Francisco Buelna y muchos más respondieron al llamado.   La respuesta fue inmediata, los profesionales de la fotografía cedieron su trabajo, profesionistas y docentes aficionados a la lente nos hicieron llegar sus recuerdos, instantes de tiempo capturados con su cámara que poco a poco empezaron a llenar los espacios vacíos de La entidad donde vivo. Baja california. Tercer grado. Está de más decir que la meta se cumplió en tiempo y forma gracias a todos los colaborador

A diez años de distancia, este 2020, parte de este equipo hemos tenido el honor de ser convocados nuevamente para la elaboración del nuevo libro de texto de tercer año de primaria. Es así como en este momento de pandemia y sin salir de casa hemos trabajando en esta nueva aventura que próximamente verá la luz. Quizá en diez años les comparta como ha sido esta experiencia. 

Emilio Sánchez Pérez, Cronista vitalicio de Tecate

Por Héctor Mejorado de la Torre

El pasado 26 de julio, Emilio Sánchez Pérez fue nombrado Cronista de Tecate por segunda ocasión. La primera vez que recibió esta distinción fue durante el xx Ayuntamiento, cargo honorifico que ostentó durante 13 meses, posteriormente no fue ratificado hasta la semana pasada a propuesta de la Lic. Nereida Fuentes González, alcaldesa del municipio de Tecate.

La figura del cronista municipal no solamente es una distinción que un ciudadano recibe como reconocimiento a su esfuerzo por salvaguardar la historia del lugar. De acuerdo a lo establecido en el Reglamento del Consejo de la Crónica y la Historia del Municipio de Tecate, el cronista debe llevar un registro de los sucesos importantes acaecidos, de los monumentos arqueológicos, artísticos e históricos ubicados en la municipalidad; además de  investigar, conservar, exponer y promover la historia local,  proponer modificaciones de nombre de sus centros de población, coordinar la localización de documentos originales o reproducciones que se consideren de interés para enriquecer el acervo histórico  y su difusión entre la comunidad, además de elaborar la monografía del municipio.

Desde que llegó a mis oídos la posibilidad de que se nombrará al Cronista Municipal, como coordinador del Taller de Historia de Tecate, A.C. me motivó la idea que de nuestra asociación podría surgir quien desempeñara dignamente esa actividad. Fue así como llegamos al acuerdo de respaldar a Emilio, miembro fundador del Taller, logrando el cometido en el 2012 y ahora, seis años después, además del respaldo del Taller de Historia de Tecate, se sumaron Corredor Histórico Carem, A.C., Grupo Madrugadores, Grupo 21, Seminario de Historia de Baja California (Ensenada) y Sociedad de Geografía y Estadística Capitulo Tijuana, lo cual es un indicativo del reconocimiento que Emilio Sánchez ha logrado ante miembros de la comunidad bajacaliforniana involucrados en el rescate, investigación y difusión de la historia.

¿Quién es Emilio Sánchez Pérez?

No pretendo realizar una biografía de Emilio, seguramente varios de ustedes tienen más tiempo de conocerlo, de convivir con él, tendrán anécdotas y vivencias comunes. El objetivo es que ustedes conozcan su formación académica y su labor desinteresada por la preservación y difusión de la historia de Tecate.

Emilio Sánchez Pérez nació en Botello, Michoacán, allá terminó sus estudios de primaria; llegó a Tecate el 5 de febrero de 1961, en el autobús 245, de Tres Estrellas de Oro. El objetivo era visitar a la familia durante un mes y regresar a su pueblo natal, sin embargo, el destino tenía otros planes para él. Conoció el arte de la talabartería en El Emporio de Amílcar Morales, lugar donde trabajo los primeros meses, posteriormente renunció para laborar en la Cervecería Tecate, empresa en la que se mantuvo por 26 años, al mismo tiempo se desempeñaba como auxiliar contable. Una repentina enfermedad que lo mantuvo en cama algunas semanas le dio la oportunidad de reflexionar sobre su presente y futuro, esa experiencia lo hizo retomar el camino de la educación. Al recuperar su salud se dio a la tarea de terminar la educación media y media superior, al cumplir esa meta toma la decisión de continuar sus educación universitaria en Zamora, Michoacán.

Es así como en 1980, inició su licenciatura en Ciencias Sociales en la Normal Superior “Juana de Asbaje”, periodo en el que tuvo la oportunidad de conversar con reconocidos antropólogos e historiadores como Ernesto de la Tova, Francisco Franco, Cayetano Reyes, Álvaro Ochoa Serrano y Don Luis González y González quienes le trasmitieron la pasión por la historia. Es en esa época cuando se introduce a la investigación y durante su tiempo libre hurga en los archivos históricos y eclesiásticos de Michoacán, en el Archivo General de la Nación donde tiene su primer encuentro con la historia de Tecate.

A su regreso a Tecate las responsabilidades familiares y laborales lo limitan para continuar de manera permanente de la investigación histórica, sin embargo, no quita el dedo del renglón y se las ingenia para hacer espacio y eventualmente recorrer los caminos antiguos, realizar entrevistas a antiguos residentes de Tecate y escribir algunas notas, apuntes y hallazgos sobre Tecate. Es así como en 2003 llega la oportunidad de publicar en un semanario local y motivándolo a dedicarle mayor tiempo a la investigación y la escritura de la historia local.

Es en el 2004 cuando en sus pesquisas de fuentes de información sobre historia de Tecate llega al acervo documental del Instituto de Investigaciones Históricas, lugar donde nos conocemos y empezamos a platicar sobre la historia y la posibilidad de organizar un grupo para la difusión y preservación de la historia de Tecate, idea que se concretó un año después con el Taller de Historia de Tecate.

Sus méritos para ser Cronista

Me siento tentado a afirmar que Emilio Sánchez Pérez es la persona que más conoce sobre la historia de Tecate, sin embargo no lo haré porque admito que pueden existir grandes conocedores de la historia local que por diversas razones han mantenido bajo perfil o que prefieren contar las historia en la sobremesa familiar o en las tertulias entre amigos. Pero lo que sí aseguro es que Emilio es quien más ha investigado, escrito y divulgado la historia de Tecate. Prueba de ello son los más de 350 artículos que semana a semana ha ido escribiendo a lo largo de más de 10 años en semanarios locales, sus aportaciones en el programa Tecate: Relatos y memorias que se ha transmitido cada sábado desde el 2 de junio de 2012 a la fecha por California Medios, sus más de 200 entrevistas realizadas a personas de la localidad, su gran conocimiento sobre la ubicación de los sitios arqueológicos – me consta que por lo menos en uno, fue él quien llevo a Jorge Serrano (q.e.d.), Arqueólogo del INAH a un sitio que ellos (INAH) no tenían en sus registros-, y un incontable número conferencias que ha dado en Tecate, Tijuana y Mexicali.

Durante 4 años fue miembro voluntario en el proyectos Guardián auspiciado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Delegación Baja California, en él apoyó al arqueólogo Jorge Serrano en la búsqueda y reconocimiento de sitios arqueológicos en Sierra Juárez, lo que le permitió conocer la ubicación de los sitios arqueológicos de la región y que con su privilegiada memoria e instinto de ubicación a la fecha hemos podido llegar a cada uno de ellos sin la necesidad de un mapa o GPS.

Fue parte del comité organizador de los Foros de Historia de Tecate y los Concurso de fotografía antigua de Tecate (2010, 2011, 2012), eventos que permitieron la recopilación de historias y fotografías que se han utilizado para ilustrar publicaciones bibliográficas, calendarios, artículos de revistas y periódicos y montar varias exposiciones fotográficas para los aniversarios de la fundación de la ciudad, Ferias Tecate en Marcha y Fiestas populares.

Ha sido invitado a dar conferencias sobre historia de Tecate en el Archivo Histórico del Estado de Baja California, el Archivo Histórico de Tijuana, por la Asociación de Cronistas de Baja California, además de invitaciones por grupos locales como Grupo 21, Grupo Madrugadores y escuelas de educación básica.

Estoy convencido que el nombramiento de Cronista recayó en buenas manos. Emilio Sánchez Pérez ha demostrado de manera desinteresada su pasión por el conocimiento del pasado, ha invertido tiempo, dinero y esfuerzo en la búsqueda de documentos, vestigios, huellas e indicios que le permitan armar este gran rompecabezas que es la historia de la nuestro municipio.

Sobre el proyecto “Instantes en el tiempo”

por Héctor Mejorado de la Torre

Algunos meses atrás, los miembros del Taller de Historia de Tecate A.C. tuvimos la oportunidad de adquirir la colección fotográfica del Sr. Nemesio Corona Trujeque quien por treinta años capturó con su lente los acontecimientos sociales, deportivos, sindicales, actos cívicos y políticos organizados por los ayuntamientos de Tecate desde 1971(VII Ayuntamiento) hasta el 2001 (XVI Ayuntamiento). La colección se encuentra desorganizada dentro de cajas de cartón, carpetas de plástico y en un espacio que no es el óptimo para su conservación.

Pasada la emoción derivada de la obtención de las casi 3000 fotografías y negativos nos empezó a preocupar el trabajo y costo de organizar, proteger y almacenar de manera correcta este acervo fotográfico, es así como decidimos realizar un proyecto titulado “Instantes en el Tiempo”  para participar en la Convocatoria PACMyC 2017 (Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias).

Finalidad del proyecto:

Baja California es un estado conformado por migrantes, quienes han enriquecido culturalmente nuestro estado: Tecate es un municipio con un número importante de migrantes que a través de los años han decidido quedarse a radicar permanentemente en estas tierras colaborando en el desarrollo y crecimiento de nuestra comunidad. La finalidad Instantes en el Tiempo es organización, protección y preservación del material fotográfico de la colección “Nemesio Corona Trujeque” para apoyar y generar proyectos de divulgación de la historia que promuevan entre la comunidad el rescate de la memoria colectiva, la identificación de los bienes muebles e inmuebles que son parte de nuestro patrimonio histórico – cultural y la reconstrucción de la evolución de la sociedad tecatense a través de los años.

Síntesis del proyecto

El objetivo del proyecto es organizar, guardar y proteger en material con calidad archivo la Colección fotográfica “Nemesio Corona Trujeque” para que pueda ser utilizada en el montaje de exposiciones, para ilustrar textos, materiales audiovisuales, Blogs o cualquier otro proyecto diseñado para divulgación histórica y cultural.

El proyecto consta de dos productos complementarios:

  • Organización de la Colección fotográfica “Nemesio Corona Trujeque”: Al finalizar los 24 meses establecidos para el proyecto se tendrán las fotografías y negativos organizados por ayuntamiento, protegidas en hojas para impresión y negativos (respectivamente) y guardadas en carpetas y cajas especiales con calidad de archivo disponibles para su consulta.
  • Diseño de una base de datos, para consultar en línea, que albergue la información y fotografías de la colección “Nemesio Corona Trujeque”. Es importante mencionar que continuaremos alimentando está base de datos después de cumplirse los 24 meses del proyecto conforme vaya avanzando el escaneo de las imágenes y la captura de la información.

Como pueden ver el proyecto Instantes en el Tiempo tiene dos objetivos complementarios. El primero atiende la necesidad de proteger y resguardar este acervo fotográfico que es parte del patrimonio histórico de los tecatenses.

El segundo es de carácter funcional, es decir generar una herramienta para dar a conocer la riqueza de información que contiene la colección fotográfica “Nemesio Corona Trujeque”  y ponerla a la disposición de quienes desarrollen proyectos de difusión histórica y cultural.

El pasado 21 de noviembre el Instituto de Cultura de Baja California dio a conocer los programas seleccionados para recibir el apoyo, Instantes en el Tiempo es uno de ellos. Durante 24 meses estaremos trabajando en esta colección para lograr los objetivos trazados y entregar en tiempo y forma los productos propuestos para el beneficio de nuestra comunidad, para ello estaremos necesitando la colaboración de la comunidad para obtener información que complemente la información de las imágenes como: nombres, lugares, fechas y eventos. Para ello utilizaremos las redes sociales, el programa Tecate: Relatos y memoria, exposiciones y algunos otros mecanismos que nos permitan tener un acercamiento con la comunidad para obtener la mayor información posible de cada imagen.

Limites territoriales entre Tecate – Tijuana

La separación de Playas de Rosarito y el rápido crecimiento de Tijuana hizo que sus ayuntamientos posteriores a 1995 empezarán a planear su crecimiento al este del municipio. Conforme pasaron los años, la falta de claridad en la delimitación territorial entre ambos municipio que se publicó el 31 de diciembre de 1953 en la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Baja California, fueron haciendo cada vez más complicado definir hasta que punto era la jurisdicción territorial y administrativa de cada municipio.

El 28 de octubre de 2011 se publicó el Decreto Número 104, mediante el cual se autoriza por el Congreso del Estado de Baja California el Convenio amistoso de reconocimiento de límites territoriales suscrito en el municipio de Tecate y el municipio de Tijuana.

Publicado en el Periódico Oficial del estado de Baja California, Tomo CXVIII, No. 51, 28 de octubre de 2011, (sección I)

Para ver el decreto completo haz click en el siguiente link:

Plano y Cuadro de Construcción de los límites territoriales entre los Municipios de Tecate y Tijuana:

Reencuentro con el Pasado

En el marco del Bicentenario de la Independencia, Centenario de la Revolución Mexicana l y el 118 Aniversario de la fundación de Tecate finalizaron los trabajos del Foro de Historia de Tecate. Con la asistencia de más de 200 personas, 12 ponentes y 2 conferencista magistrales se cumplió con el objetivo de generar un espacio en el cual historiadores, cronistas, profesores,  profesionistas, estudiantes  y todas aquellas personas interesadas en participar  pudieran difundir los resultados de sus investigaciones, sus historias personales, de familia o comunitarias con el propósito de reflexionar sobre los procesos históricos de nuestra comunidad Tecatense.

Lo destacable de este evento es el equilibrio que se presentó tanto en las características de los expositores como de la asistencia, lo primero es responsabilidad del comité organizador, lo segundo es un logro de quienes decidieron asistir y participar en el Foro.

Se contó con la participación de 3 investigadores del Instituto de Investigaciones Históricas – UABC, quienes hablaron sobre el periodo de Independencia, Revolucionario y sobre la fundación de Tecate. También se contó con la contribución de jóvenes estudiantes y egresados de la licenciatura en historia y comunicación, quienes mostraron que las nuevas generaciones tienen mucho que aportar para la construcción del pasado de nuestra localidad; pero lo más importante es haber contado con la intervención de los miembros de la comunidad tecatense que preocupados por rescatar las tradiciones y aportar sus memorias sobre el Tecate que les tocó vivir decidieron enviar sus ponencias y tomar el micrófono para ser escuchados, ellos fueron quienes dieron el toque coloquial, familiar y amistoso durante los tres días del evento.   Una satisfacción más para el comité organizador fue el convocar a personas de Mexicali y Tijuana a participar en el evento traspasando los límites municipales. Es así como se logró un equilibrio entre juventud y experiencia, entre académicos y no académicos, además de expositores tecatenses y visitantes.´

PARA VER GALERIA DEL EVENTO HAZ CLICK EN EL SIGUIENTE LINK:

http://picasaweb.google.com/tallerhistoriatkt/UnReencuentroConNuestroPasado?feat=directlink

Conferencias magistrales:

La Revolución en la frontera. Los rancheros tecatenses ¿nacionalistas o seguidores de Porfirio Díaz?

Dr. Marco Antonio Samaniego López, Directo e investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la UABC.

Indicios de insurgencia en las Californias 1810 – 1822

Mtro. Jorge Martínez Zepeda, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la UABC.

 

Ponencias:

La Romería de Verano y otras fiestas en Tecate

Rosa Martha del Ángel de Apodaca

Antecedentes históricos del Rancho Tecate

Emilio Sánchez Pérez, miembro del Taller de Historia de Tecate, A.C.

 

El mito del origen del poblado de Tecate.

Bibiana Santiago Guerrero, investigadora del Instituto de Investigaciones Históricas de la UABC.

Historia del Rancho “Las Juntas”

Francisca Jazmín Gallardo Tiznado y Dante López Román

La Colonia Downey en la historia y desarrollo de Tecate

Cesar García Velarde

Feliciano Aldrete: Vida y trascendía dentro de los negocios en el Distrito Norte de Baja California

Edgar René Franco Arce, Lic. en Historia

La relevancia del papel del trabajador en la producción y desarrollo de la Cervecería Tecate

Iliana Vanessa Ruiz Moreno, estudiante de la Lic. en Historia

Arqueología en Valle de las Palmas

Oswaldo Cuadra Gutiérrez, Arqueólogo  adscrito al CIC- Museo de la UABC

 Introducción a la migración en Tecate Baja California

Samantha Ortega Flores, Lic. en Comunicación

En busca de una memoria visual en la Frontera: Archivo Fotográfico de Tecate

Jonathan Lee Vázquez y David Díaz Villanueva, Lic en Comunicación y Lic. en Historia respectivamente.

Breve biografía de Alberto Aldrete

Héctor Mejorado de la Torre, miembro del Taller de Historia de Tecate, A.C.

Documental:

Serie Documental Paisajes Monumentales, valor intangible de la riqueza natural y cultural.

Capitulo 7: Paisajes Monumentales

Dirigido por: Concepción Baxin Melgoza

Luis Gerardo Rojas Garibaldi

Proyecto independiente beneficiado por FOECA 2006 – 2007 y la Facultad de Humanidades  – UABC

Duración: 30 minutos