Pioneros colonizadores y espacios de ocupación (4ta entrega)

Por Emilio Sánchez Pérez / Cronista municipal de Tecate

Don José Refugio Contreras Preciado, diez años mayor que su hermano Ramón, también fue uno de los afortunados al recibir de parte del gobierno la parcela número 53 con superficie de 21.39 hectáreas ubicado justo donde se encontraba la pista de carreras, conocida como “La Aviación” oficialmente su nombre El Aeródromo, un icono más que se pierde, por desconocimiento o el poco interés de la historia y en consecuencia la merma de identidad, abordar el tema es recordar el rugir de los potentes motores y donde el triunfo dependía de la habilidad de los pilotos, eventos que dependían de dos reconocidos personajes don Pedro Santana Gallego y el señor Hugo Chávez, cuidando siempre el desarrollo de los arrancones de los carros que se cumpliera con las reglas establecidas de correr El Cuarto de Milla.

Fue aterrizaje oficial de las avionetas donde trasladaban a Miguel Alemán Valdez, presidente de la república mexicana, cuando esporádicamente venía de visita para que le rindieran cuentas de sus bienes, se hospedaba en una casa muy grande y lujosa la primera que tuvo electricidad en Tecate, según los testimonios, dos ocasiones tuve la fortuna de entrar a esa mansión, la cuidaba un señor muy amable y nos permitía recorrer cada rincón, lo interesante del inmueble es que en una de las paredes había un cuadro que impresionaba el bello rostro de una mujer, yo no conocía de artistas mucho menos de las técnicas empleadas del pintor para realizar la hermosa obra, con el tiempo me entere que era la artista María Félix “La Doña”.

En el predio 53 también se construyó el edificio con ventanas y puertas de metal sólido redondo, que era garantía de seguridad, para alojar a los enfermos mentales de los que harían el traslado del hospital de la Rumorosa a Tecate, el proyecto no prosperó pues las autoridades tenían otros planes y fueron trasladados  a La Castañeda un centro psiquiátrico establecido en la ciudad de México.

 Muchos años permaneció el edificio en el olvido y no fue sino hasta la década de los setenta, que se acondicionaron en naves industriales por la demanda que había en esos años de espacios para establecer las maquiladoras de capital extranjero, solo recuerdo a dos de ellas, Sonelmex, S.A. y Fabrica de Bolsas Cora, S.A. empresa de inversionistas mexicanos originarios de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, Estado donde compraban la materia prima en las principales tenerías de esta entidad federativa, empresa que cambió su sede de Los Ángeles, California a Tecate, con el objetivo de reducir sus costos de producción, gerencia que estuvo a cargo de don Juan León.

El lote 53 es un espacio muy poblado actualmente existen varios asentamientos  residenciales, escuelas y edificios de mucha importancia como lo es la clínica del Seguro Social.

Don José Refugio Contreras Preciado, aparece casado en el censo de 1892, con una edad de 38 años, su esposa María del Rosario Sierra Boulet, de 22 años, sus hijos María Isabel de 8 años, Reyes de 5 y Manuela de 3, según información familiares de don Refugio todavía viven en el pueblo pero se desconoce en qué lugar se pueden  localizar.

Lo importante en este texto dedicado a don Refugio, que no estaba programado para escribir algo de su historia de vida, pero por lo relevante del caso me entró el interés de que usted amable lector conozca lo siguiente; en enero del 2000, con estancia en la ciudad de México, localicé en el Archivo General de la Nación, un interesante dato que textualmente decía que se había encontrado petróleo en Tecate, esto quedó por muchos años archivado, un día me prestaron un libro del cual no recuerdo el titulo ni el nombre del autor, pero si el año de 1918 en que fue publicado y entre sus páginas hablaba del oro negro (Petróleo) localizado en Tecate, en la búsqueda de información entre las personas de más edad y desde luego que se sabe que siempre han tenido amor por su pueblo, entrevisté a don Jesús Flores Flores, quien narró con santo y seña de lo que me interesaba saber, “Si señor, por el camino viejo a Tanama bajando, antes de llegar al camino que va a la aviación corría ese líquido negro que en el tiempo de fuertes fríos y nevadas invernales se congelaba y los mineros lo cortaban en trozos llevándolos para darle uso como combustible en sus minas” ¿falso o verdadero? Es una interrogante, lo cierto es que el dato del petróleo fue visto por primera vez en el A.G.N. La segunda ya publicado en el año de 1918 y una tercera recibida como testimonio por don Jesús Flores Flores, quien fue propietario también de una fracción de la parcela 53, todo esto me motivó para compartir con ustedes esta pieza del rompecabezas de la hermosa historia de nuestro Pueblo Mágico.

Don Ramón Contreras Preciado, como bien quedó asentado en la publicación parte 4, lo fuerte de sus conocimientos que fue el injerto de árboles frutales y la fabricación de vinos procesados en su casa donde vivió al lado de su esposa Margarita y sus hijos, ha sido en vano la búsqueda para saber si don Ramón a parte de esas actividades comprobadas se dedicó en su rancho a otras cosas pero no ha sido posible encontrar nada, por su parte su esposa Margarita en los acontecimientos de 1911, con muestras de patriotismo y los ideales revolucionarios se unió al grupo dirigido por el coronel Maklis oriundo del pueblo de Miraflores, en defensa del territorio, con la creencia de luchar por una causa justa sacrifico a su familia de la que vivió ausente por algún tiempo, emulando a su homónimo la heroína Margarita Ortega Valdez, dos mujeres con las que también el pueblo tiene deuda, se tiene conocimiento que Margarita Félix Villa, después del movimiento armado regresó al lado de su familia, vivieron en San Diego, California, donde se sabe que murieron en la década de los años cuarenta.

En tanto doña Juanita Contreras Félix, se hizo cargo de los bienes que le pertenecían a don Ramón, fue también en la década de los cuarenta que las fuertes lluvias inundó buena parte del pueblo, por lo que la buena voluntad de este personaje permitió que las familias afectadas se colocaran en los terrenos de su propiedad, naciendo así la popular Colonia Militar, nombre que le vino como consecuencia de la arbitraria ocupación de los militares de la casa del rancho, al parecer abandonada por las ausencias de don Ramón cuando trabajaba en el Cajón California, en 1938, después de 17 años sin pagar un solo centavo por renta, fue necesario escribir al presidente de la república mexicana, Lázaro Cárdenas del Rio, quien dio órdenes para que se pagara la deuda total, a través del jefe de hacienda en Tecate, el señor Jesús Fimbres.

Otro de los beneficios de esta familia al pueblo fue la donación del espacio que ocupa la Casa de la Cultura, donde se construyeron las granjas, con el objetivo de que el pueblo comprara el huevo lo más barato posible.

Continua…

El material compartido en este blog del Taller de Historia de Tecate, A. C. puede ser utilizado bajo licencia Creative Commons.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s